dissabte, 5 de setembre de 2009

DECALEG DEL BON CONTISTA

Anava a enviar-li a un amic un decàleg que recordava de vanenbur sobre com s'han d'escriure els contes i mireu per on m'han començat a sortir decàlegs. Com que molts de vosaltres escriviu, he pensat que potser us feria gràcia veure aquest munt de decàlegs recopilats (n'hi ha uns quants però veig que no es exhaustiu en absolut - de fet podria ser fins i tot un genere !!!)

Ocho consejos para escribir cuentos -

Por Kurt Vonnegut , Jr. (1922-2007)

1- Usted hará uso del tiempo de un total extraño. Hágalo de modo que el o ella no sienta que ese tiempo fue desperdiciado.

2- Conceda al lector al menos un personaje que le importe .

3- Cada personaje debería desear algo , aunque sea un vaso de agua .


4- Cada oracion deberia hacer una de estas dos cosas , o ambas : retratar a un personaje o hacer avanzar la accion.


5- Empiece tan cerca del fial como le sea posible .


6- Sea sádico. No importa cuán dulces e inocentes sean sus personajes principales, haga que les ocurran cosas atroces , de modo que el lector sepa de qué estan hechos.


7- Escriba para complacer a una sola persona . Si abre la ventana para abrazar al mundo , su historia contraera pulmonía.


8- Dé a sus lectores toda la información posible , tan pronto como sea posible. al diablo con el suspenso . Los lectores deberían entender tan completamente lo que sucede , dónde y porque, que si las cucarachas se comieran las últimas páginas ellos podrían terminar el cuento por sí mismos.



Remenant pels calixos i es clar per Internet se m' han començat a aparèixer més i més decàlegs, alguns de 8 consell i fins si tot de 12. Una entrada de bloc es ferragosa com aquest que ara llleigeixes si es fa una mica llarga així que enls TAGS de l'esquerra trobaràs més decàlegs. No t'empatxis una entrada per setmana es prudent. Ah i tots els autors que fan les cites son extraordinaris contistes fes un tast ( a internet es troba de tot preguntem com !!!)

posaré decàlegs de MONTERROSO, QUIROGA, VONNEGUT, CERCAS, BOLAÑO,VICINCZEY (mica a mica ja alguns no els trobo penjats) y els classics que segur em sortiran.

Si en coneixes algun més ferme'l arribar i el penjaré

Stephen Vicinczey
DECÁLOGO DEL PERFECTO CUENTISTA
Horacio Quiroga


1)Cree en un maestro -Poe, Maupassant, Kipling, Chejov- como en Dios mismo. (
el propio Horacio Quiroga sino lo has leido es un enorme cuentista)


2)Cree que su arte es una cima inaccesible. No sueñes en dominarla. Cuando puedas hacerlo, lo conseguirás sin saberlo tú mismo.

3)Resiste cuanto puedas a la imitación, pero imita si el influjo es demasiado fuerte. Más que ninguna otra cosa, el desarrollo de la personalidad es una larga paciencia.

4)Ten fe ciega, no en tu capacidad para el triunfo, sino en el ardor con que lo deseas. Ama a tu arte como a tu novia, dándole todo tu corazón.

5)No empieces a escribir sin saber desde la primera palabra adónde vas. En un cuento bien logrado, las tres primeras líneas tienen casi la importancia de las tres últimas.

6)Si quieres expresar con exactitud esta circunstancia: "Desde el río soplaba un viento frío", no hay en lengua humana más palabras que las apuntadas para expresarla. Una vez dueño de tus palabras, no te preocupes de observar si son entre sí consonantes o asonantes.

7)No adjetives sin necesidad. Inútiles serán cuantas colas de color adhieras a un sustantivo débil. Si hallas el que es preciso, él solo tendrá un color incomparable. Pero hay que hallarlo.

8)Toma a tus personajes de la mano y llévalos firmemente hasta el final, sin ver otra cosa que el camino que les trazaste. No te distraigas viendo tú lo que ellos no pueden o no les importa ver. No abuses del lector. Un cuento es una novela depurada de ripios. Ten esto por una verdad absoluta, aunque no lo sea.

9)No escribas bajo el imperio de la emoción. Déjala morir, y evócala luego. Si eres capaz entonces de reviviría tal cual fue, has llegado en arte a la mitad del camino.

10)No pienses en tus amigos al escribir, ni en la impresión que hará tu historia. Cuenta como si tu relato no tuviera interés más que para el pequeño ambiente de tus personajes, de los que pudiste haber sido uno. No de otro modo se obtiene la vida en el cuento.


DECÁLOGO DEL ESCRITOR
AUGUSTO MONTERROSO

Primero.
Cuando tengas algo que decir, dilo; cuando no, también. Escribe
siempre.

Segundo.
No escribas nunca para tus contemporáneos, ni mucho menos, como
hacen tantos, para tus antepasados. Hazlo para la posteridad, en la cual
sin duda serás famoso, pues es bien sabido que la posteridad siempre
hace justicia.

Tercero.
En ninguna circunstancia olvides el célebre dictum: "En
literatura no hay nada escrito".

Cuarto.
Lo que puedas decir con cien palabras dilo con cien palabras; lo que con
una, con una. No emplees nunca el término medio; así, jamas
escribas nada con cincuenta palabras.

Quinto.
Aunque no lo parezca, escribir es un arte; ser escritor es ser un artista,
como el artista del trapecio, o el luchador por antonomasia, que es el que
lucha con el lenguaje; para esta lucha ejercítate de día y de
noche.

Sexto.
Aprovecha todas las desventajas, como el insomnio, la prisión, o la
pobreza; el primero hizo a Baudelaire, la segunda a Pellico y la tercera a
todos tus amigos escritores; evita pues, dormir como Homero, la vida
tranquila de un Byron, o ganar tanto como Bloy.

Séptimo.
No persigas el éxito. El éxito acabó con Cervantes,
tan buen novelista hasta el Quijote. Aunque el éxito es siempre
inevitable, procúrate un buen fracaso de vez en cuando para que tus
amigos se entristezcan.

Octavo.
Fórmate un público inteligente, que se consigue más
entre los ricos y los poderosos. De esta manera no te faltarán ni la
comprensión ni el estímulo, que emana de estas dos
únicas fuentes.

Noveno.
Cree en ti, pero no tanto; duda de ti, pero no tanto. Cuando sientas duda,
cree; cuando creas, duda. En esto estriba la única verdadera
sabiduría que puede acompañar a un escritor.

Décimo.
Trata de decir las cosas de manera que el lector sienta siempre que en el
fondo es tanto o más inteligente que tú. De vez en cuando
procura que efectivamente lo sea; pero para lograr eso tendrás que
ser más inteligente que él.

Undécimo.
No olvides los sentimientos de los lectores. Por lo general es lo mejor
que tienen; no como tú, que careces de ellos, pues de otro modo no
intentarías meterte en este oficio.

Duodécimo.
Otra vez el lector. Entre mejor escribas más lectores
tendrás; mientras les des obras cada vez más refinadas, un
número cada vez mayor apetecerá tus creaciones; si escribes
cosas para el montón nunca serás popular y nadie tratara de
tocarte el saco en la calle, ni te señalará con el dedo en el
supermercado.

El autor da la opción al escritor, de descartar dos de estos
enunciados, y quedarse con los restantes diez.



sobre el arte de escribir cuentos
Roberto Bolaño

Como ya tengo 44 años, voy a dar algunos consejos sobre el arte de
escribir cuentos.

1. Nunca abordes los cuentos de uno en uno, honestamente, uno puede estar
escribiendo el mismo cuento hasta el día de su muerte.
2. Lo mejor es escribir los cuentos de tres en tres, o de cinco en cinco.
Si te ves con energía suficiente, escríbelos de nueve en
nueve o de quince en quince.
3. Cuidado: la tentación de escribirlos de dos en dos es tan
peligrosa como dedicarse a escribirlos de uno en uno, pero lleva en su
interior el mismo juego sucio y pegajoso de los espejos amantes.
4. Hay que leer a Quiroga, hay que leer a Felisberto Hernández y
hay que leer a Borges. Hay que leer a Rulfo, a Monterroso, a García
Márquez. Un cuentista que tenga un poco de aprecio por su obra no
leerá jamás a Cela ni a Umbral. Sí que leerá a
Cortázar y a Bioy Casares, pero en modo alguno a Cela y a Umbral.
5. Lo repito una vez más por si no ha quedado claro: a Cela y a
Umbral, ni en pintura.
6. Un cuentista debe ser valiente. Es triste reconocerlo, pero es
así.
7. Los cuentistas suelen jactarse de haber leído a Petrus Borel. De
hecho, es notorio que muchos cuentistas intentan imitar a Petrus Borel.
Gran error: ¡Deberían imitar a Petrus Borel en el vestir!
¡Pero la verdad es que de Petrus Borel apenas saben nada! ¡Ni
de Gautier, ni de Nerval!
8. Bueno: lleguemos a un acuerdo. Lean a Petrus Borel, vístanse
como Petrus Borel, pero lean también a Jules Renard y a Marcel
Schwob, sobre todo lean a Marcel Schwob y de éste pasen a Alfonso
Reyes y de ahí a Borges.
9. La verdad es que con Edgar Allan Poe todos tendríamos de sobra.

10. Piensen en el punto número nueve. Uno debe pensar en el nueve.
De ser posible: de rodillas.
11. Libros y autores altamente recomendables: De lo sublime, del Seudo
Longino; los sonetos del desdichado y valiente Philip Sidney, cuya
biografía escribió Lord Brooke; La antología de Spoon
River, de Edgar Lee Masters; Suicidios ejemplares, de Enrique Vila-Matas.
12. Lean estos libros y lean también a Chéjov y a Raymond
Carver, uno de los dos es el mejor cuentista que ha dado este siglo.






aurelio,23.09.2006
http://www4.loscuentos.net/forum/4/27/

Mi decálogo:

1) No escribas sin querer, la escritura no es un trabajo, es una
inspiración
2) Escribe lo que sale de tu mente pero dale el combustible que sale de tu
corazòn;
3) Que no te importe si determinada frase u oración ya fue escrita
previamente, por un conocido o desconocido autor. Solo púlelo con tu
estilo.
4) Escribe para los pobres porque ellos no te daran plata pero si
inspiración.
5) Nunca te quedes a la mitad, ni al inicio de tu obra, termínala,
aunque más tarde le cambies, enmiendes o suprimas partes.
6) Ten presente que lo que escribiste es una piedra preciosa sin pulir,
asi que revisela una y otra y más veces hasta que se vaya al
público y ya sea muy tarde para retroceder.
7) No te preocupes por el nombre de tu obra, dejála de
último;
8) No hay hora ni estado psíquico para escribir, levántate
si te vino una idea a medio sueño, escribe si caminas o te
transportas o estas haciendo el amor o te encuentras en el retrete.
9) Si hay momentos, temporadas o tiempos de sequía en tu
inspiracíon, no te preocupes, Herodóto paso por lo mismo.
Lee, diviértete, descansa.
10) No escribas para la posteridad como aconseja el maestro Monterroso,
escribe para ayer, para hoy que de todas maneras estarás escribiendo
para siempre.